Atentan contra trabajadores de Montana

12 Julio, 2008

Desde principios de este año, el personal de la mina Marlin y sus proveedores han sido objeto de amenazas, intimidaciones, agresiones y atentados en su contra. Tales hechos incluyen:
– Robo y asalto de vehículos.
– Bloqueos y agresiones físicas directas.
– Ataques con armas de fuego.
– Sabotaje a la línea de transmisión eléctrica en diferentes secciones, interrumpiendo las operaciones de la mina Marlin.

A estos frecuentes actos contrarios a la ley, se suma ahora el reciente secuestro de dos trabajadores de la mina Marlin. El día lunes 21 de julio, dos miembros del personal de la mina Marlin propiedad de Montana Exploradora, ubicada en San Miguel Ixtahuacán, San Marcos, mientras desarrollaban sus actividades en áreas cercanas a la mina, fueron interceptados de forma violenta por sujetos fuertemente armados y retenidos en contra de su voluntad, siendo sometidos a intimidantes interrogatorios y conducidos de una forma estratégica y organizada.

Ante esta situación, nos vimos en la necesidad de requerir la intervención de la Policía Nacional Civil y del Ejército de Guatemala, con el objetivo de localizar y rescatar a los secuestrados. Estos esfuerzos fueron clave para la ubicación y el retorno de ambas personas a sus hogares, quienes están siendo evaluados física y psicológicamente.

Hacemos notar que todos estos eventos se han llevado a cabo después que varios grupos de personas y organizaciones nacionales e internacionales han estado realizando una serie de actividades de manipulación y desinformación en las áreas alrededor de la mina, en donde se ha llegado hasta amenazas en contra de las personas y comunidades que se benefician o apoyan la actividad minera en el área.

Montana Exploradora de Guatemala, S. A. y Goldcorp Inc., condenan todos los actos que tiendan a provocar conflictos, por parte de los diferentes grupos externos en estas comunidades en donde se realizan las operaciones mineras. En nombre de las víctimas, sus familias y Montana Exploradora, agradecemos a las fuerzas de seguridad combinadas y al Ministerio Público por el apoyo brindado en esta difícil situación.
A las autoridades correspondientes, solicitamos que se tomen las medidas necesarias para hacer prevalecer el Estado de Derecho y la protección de los derechos individuales de las personas.