Boletín El Ingeniero

12 Octubre, 2016

El 14 de septiembre fue un día de fiesta para la aldea Pie de la Cuesta, Sipacapa, San Marcos. Líderes comunitarios y miembros de la Mina Marlin declararon inaugurados los trabajos para instalar el servicio de agua, el cual forma parte del cumplimiento de las medidas cautelares dictadas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) al Estado de Guatemala.

El ingeniero de la Unidad Técnica de Agua y Saneamiento (UTAS) de la mina, Fernando Canastuj, explicó que el servicio incluye la colocación de 334 terminales de distribución del recurso hídrico en igual número de viviendas, lo cual beneficiará a un número mayor a 1,280 vecinos.